Marcos Series Sermones

Marcos: ¿Qué espera Dios de mi? – Parte I

¿Qué espera Dios de mi? (parte uno)
ISA
Por ISA

Parte Uno

      11-11-06
[51 min]

Introducción

Generalmente solemos pedirle a Dios que haga cosas por nosotros. Pensamos, si Dios es bueno, ¿porqué no habría de concederme mi “buena” solicitud en este momento de mi vida? De una u otra manera, la mayoría de los chilenos tiende a pensar en Dios como en un Genio que debiera estar a nuestra disposición cuando lo necesitamos y frotamos la lámpara mágica de nuestras oraciones en momentos de angustia.
Pero la palabra de Dios nos muestra que la pregunta que el ser humano debiera hacerse no es ¿qué puedo esperar Yo de Dios? sino ¿qué es lo que espera Dios de mi? ¿Te has preguntado esto antes? Pensamos que esa pregunta es la clave para entender la manera correcta de relacionarnos con Dios. ¿Qué espera Dios de nosotros? Este sermón intenta dar con la respuesta.


 

Pasaje de la Biblia – Marcos 11:27 – 12:17 (Nueva Versión Internacional)

27 Llegaron de nuevo a Jerusalén, y mientras Jesús andaba por el *templo, se le acercaron los jefes de los sacerdotes, los *maestros de la ley y los *ancianos.
28 —¿Con qué autoridad haces esto? —lo interrogaron—. ¿Quién te dio autoridad para actuar así?
29 —Yo voy a hacerles una pregunta a ustedes —replicó él—. Contéstenmela, y les diré con qué autoridad hago esto:30 El bautismo de Juan, ¿procedía del cielo o de la tierra?Respóndanme.
31 Ellos se pusieron a discutir entre sí: «Si respondemos: “Del cielo” , nos dirá: “Entonces, ¿por qué no le creyeron?” 32 Pero si decimos: “De la tierra” — » Es que temían al pueblo, porque todos consideraban que Juan era realmente un profeta.33 Así que le respondieron a Jesús:
—No lo sabemos.

—Pues yo tampoco les voy a decir con qué autoridad hago esto.

Marcos 12

1 Entonces comenzó Jesús a hablarles en parábolas: Ün hombre plantó un viñedo. Lo cercó, cavó un lagar y construyó una torre de vigilancia. Luego arrendó el viñedo a unos labradores y se fue de viaje.2 Llegada la cosecha, mandó un *siervo a los labradores para recibir de ellos una parte del fruto.3 Pero ellos lo agarraron, lo golpearon y lo despidieron con las manos vacías.4 Entonces les mandó otro siervo; a éste le rompieron la cabeza y lo humillaron.5 Mandó a otro, y a éste lo mataron. Mandó a otros muchos, a unos los golpearon, a otros los mataron.
6 »Le quedaba todavía uno, su hijo amado. Por último, lo mandó a él, pensando: “¡A mi hijo sí lo respetarán!” 7 Pero aquellos labradores se dijeron unos a otros: “Éste es el heredero. Matémoslo, y la herencia será nuestra.” 8 Así que le echaron mano y lo mataron, y lo arrojaron fuera del viñedo.
9 »¿Qué hará el dueño? Volverá, acabará con los labradores, y dará el viñedo a otros.10 ¿No han leído ustedes esta Escritura:
»”La piedra que desecharon los constructores
ha llegado a ser la piedra angular;
11 esto es obra del Señor,
y nos deja maravillados” ?»
12 Cayendo en la cuenta de que la parábola iba dirigida contra ellos, buscaban la manera de arrestarlo. Pero temían a la multitud; así que lo dejaron y se fueron.
13 Luego enviaron a Jesús algunos de los *fariseos y de los herodianos para tenderle una trampa con sus mismas palabras.14 Al llegar le dijeron:
—Maestro, sabemos que eres un hombre íntegro. No te dejas influir por nadie porque no te fijas en las apariencias, sino que de verdad enseñas el camino de Dios. ¿Está permitido pagar impuestos al *césar o no?15 ¿Debemos pagar o no?

Pero Jesús, sabiendo que fingían, les replicó:

—¿Por qué me tienden *trampas? Tráiganme una moneda romana para verla.
16 Le llevaron la moneda, y él les preguntó:

—¿De quién son esta imagen y esta inscripción?

—Del césar —contestaron.
17 —Denle, pues, al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios.

Y se quedaron admirados de él.

Acerca del Autor

ISA

ISA

Leave a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.