¡Viva Chile! Series Sermones

El Cristiano ex-patriado en la ciudad del siglo XXI

21200538_1630128257032508_3393197973830350187_o
ISA
Por ISA

Introducción

Maximiliano Díaz nos ha compartido la lectura biblíca que acompaña al sermón del Domingo 17 de Septiembre. Otro sermón que es parte de la serie del mes de septiembre “Viva Chile: El rol civil del cristiano chileno”


Pasaje de la Biblia – 1 Pedro 1: 1-9

Pedro, apóstol de Jesucristo,

a los elegidos, extranjeros dispersos por el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, según la previsión de Dios el Padre, mediante la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser redimidos por su sangre:

Que abunden en ustedes la gracia y la paz.

¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva y recibamos una herencia indestructible, incontaminada e inmarchitable. Tal herencia está reservada en el cielo para ustedes, a quienes el poder de Dios protege mediante la fe hasta que llegue la salvación que se ha de revelar en los últimos tiempos. Esto es para ustedes motivo de gran alegría, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo. El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele. Ustedes lo aman a pesar de no haberlo visto; y, aunque no lo ven ahora, creen en él y se alegran con un gozo indescriptible y glorioso, pues están obteniendo la meta de su fe, que es su salvación.

Acerca del Autor

ISA

ISA

Leave a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.