Fe Genuina Series Sermones

Fe Genuina: La Primera Evidencia – Santidad

La Primera Evidencia: Santidad
ISA
Por ISA
      12-07-29
[58 min]

Introducción

Una de las palabras más mal entendidas en la actualidad es “pecado”. Algunos la usan con ironía, otros con temor, otros la vinculan sólo a ciertos aspectos de la sexualidad y otros incluso la usan de título para series de televisión. Sea como sea, la palabra tiene un peso en sí misma y no se tiene claro qué exactamente es el “pecado”. ¿Existe el pecado? ¿A Dios le interesa cómo vivimos? ¿El ser humano es pecador por naturaleza? ¿Qué significa esto? En este mensaje aprenderemos que de no comprender el pecado como una mala noticia para el ser humano, nunca valoraremos la buena noticia que Jesús nos trajo en su muerte.


 

Lectura Biblia – 1 Juan 1:5-2:6 (NVI)

5 Éste es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. 6 Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. 7 Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.

8 Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. 9 Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. 10 Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.

2:1 Mis queridos hijos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos ante el Padre a un *intercesor, a *Jesucristo, el Justo. 2 Él es el sacrificio por el perdón de[a] nuestros pecados, y no sólo por los nuestros sino por los de todo el mundo.

3 ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos. 4 El que afirma: «Lo conozco», pero no obedece sus mandamientos, es un mentiroso y no tiene la verdad. 5 En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamente[b] en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él: 6 el que afirma que permanece en él, debe vivir como él vivió.

Acerca del Autor

ISA

ISA

Leave a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.