Sermones Temas

Tiempos de Guerra

blog post
ISA
Por ISA
      11-05-22
[45 min]

Introducción

En Chile vivimos en tiempos de relativa paz. Pero no es así en otros países del mundo. En estos momentos están ocurriendo fuertes crisis armadas en vastas partes del Medio Oriente. Muchos de los nacidos a fines del siglo XX nunca hemos escuchado de una reconciliación permanente en ese lado del mundo. Las cruentas imágenes no nos llaman la atención. Pareciera que nuestra paz nos impidiera notar la brutalidad que nos rodea.

Aunque suene extraño, esa falta de conciencia de guerra no solo puede ocurrir en países, sino también en iglesias.
Pareciera ser que muchos cristianos viven sin darse cuenta de esta realidad y, por lo tanto, sin llevar un estilo de vida alineado con ella. El predicador inglés Martin Lloyd-Jones lo dijo de la siguiente manera: “Estoy seguro que una de las más grandes causas del estado enfermo de la iglesia contemporánea es porque se ha olvidado del diablo. Todo se atribuye a nosotros; nos hemos vuelto muy sicológicos en nuestra actitud y pensamiento. Somos ignorantes de este gran hecho objetivo, el ser, la existencia del diablo, el adversario, el acusador y sus “dardos encendidos”.

Efesios 6 nos enseña que la realidad del discípulo de Cristo es una que se vive en un contexto mucho más parecido al de Medio Oriente que al chileno. Efesios 6 nos enseña que el cristiano vive en un contexto de guerra. Pero a diferencia de la guerra que vemos en la televisión, la del seguidor de Jesús no es contra seres humanos, sino contra el diablo y sus estrategias malignas y poderosas. En este sermón descubriremos cuál es la naturaleza del enemigo que enfrentamos como pueblo de Dios y cuál es la naturaleza de la armadura que Dios ha provisto para mantenernos firmes y fortalecidos hasta que Cristo regrese.


 

Pasaje de la Biblia – Efesios 6:10-20 (Nueva Versión Internacional)

La armadura de Dios

10 Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor.11 Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo.12 Porque nuestra lucha no es contra *seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.13 Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.14 Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia,15 y calzados con la disposición de proclamar el *evangelio de la paz.16 Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno.17 Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.
18 Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los *santos.
19 Oren también por mí para que, cuando hable, Dios me dé las palabras para dar a conocer con valor el *misterio del evangelio,20 por el cual soy embajador en cadenas. Oren para que lo proclame valerosamente, como debo hacerlo.

Acerca del Autor

ISA

ISA

Leave a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.